PLANTAS     SEMILLAS     INFUSIONES

Aspérula Olorosa

Todo lo que debes saber sobre la planta aspérula olorosa, conocida científicamente como galium odoratum. Es una especie de hierba que crece por el continente europeo, asiático y en algunas partes del africano. Es una variante vivaz y apenas supera los treinta centímetros de altura. Sus hojas son pequeñas y lanceoladas. Tiene flores blancas que desprenden un olor muy agradable.

Se conoce como asperilla de los bosques, asperillo, hierba de la opilada, rubia menor, reina de los bosques y ruina de los bosques. La aspérula olorosa es una planta perenne con muchas aplicaciones. Es ideal para los trastornos intestinales, las convulsiones y las congestiones hepáticas. Normalmente esta planta se utiliza combinada con otras hierbas para crear infusiones. De forma individual se suele emplear a modo de somnífero para personas de avanzada edad. Es una planta calmante, ayuda en los dolores de la menstruación y es efectiva contra la jaqueca. Sus propiedades van mucho más allá y hay que estudiarlas con detalle, por lo que si quieres más información solo debes contactar con nosotros y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestras manos.

Comprar Aspérula Olorosa

Ahora que ya has visto que puedes encontrar la planta aspérula olorosa en venta en nuestra página web no tienes más que añadirla a la cesta y realizar tu pedido, tras lo cual lo prepararemos todo y te la enviaremos a casa en el menor tiempo posible. Además, si así lo deseas, puedes comprar directamente infusiones que contienen esta planta como principio activo. Si tienes cualquier tipo de duda contacta con nosotros y te ayudaremos rápidamente.

Al igual que el trigo sarraceno tiene muchas propiedades, así que no esperes más y haz tu compra ahora mismo. Ten en cuenta que al igual que todas las hierbas medicinales pueden contener contradicciones, de modo que es mejor contactar con un médico profesional para asegurarse de que te va a ir bien. Por supuesto, esto siempre debe utilizarse a modo de tratamiento complementario y nunca como sustitutivo de un tratamiento convencional.